El papel de la reflexión en Innovación Educativa

Pablo 21 marzo, 2014 0

educacion-panoramica



La reflexión en la innovación educativa juega un papel importante debido a que la enseñanza reflexiva es primordial a la hora de formar al profesorado, quienes deben tener una visión crítica sobre el mundo de la educación, para de esa manera saber transmitir los conocimientos adecuados a sus alumnos y alumnas durante su aprendizaje.

En muchos países, la investigación reflexiva se  considera de vital importancia para la reforma educativa, con lo cual estamos totalmente de acuerdo. Si contamos con personal docente competente en la investigación reflexiva y en la innovación, obtendremos mejores resultados a la hora de impartir la docencia, lo que generaría un menor número de fracaso escolar y desmotivación, ya que es esencial la participación de los docentes en la innovación educativa.

En la actualidad, el papel que juega el docente en la educación es pasivo, es decir, transmiten los saberes de manera sistemática, según lo que se les ordena desde el exterior, a través de lo que se les impone en los libros de texto o en una programación específica. Esta manera de enseñar es poco instructiva, cuenta con muchos aspectos teóricos y poca práctica, que no explota las capacidades creativas de los alumnos como debería ser, y que además causa desmotivación y aburrimiento en el aula. En nuestra opinión, esta reforma en el sistema y en la formación del profesorado es fundamental, ya que los pilares de una correcta educación se encuentran en la misma formación del profesorado como personal competente y eficiente en el campo educativo.
Esta forma de impartir la enseñanza, hace que los maestros y maestras no reflexionen sobre lo que imparten, se acostumbran a lo ya establecido y son sometidos a las normas externas, lo que además causa desinterés en el mismo profesorado por aprender nuevas formas de impartir la docencia.

Algunos autores sostienen que el método de enseñanza en la actualidad se encuentra obsoleto, ligado a la educación tradicional, que se encuentra desfasada, no va acorde a las nuevas tecnologías y  a las nuevas enseñanzas que vivimos hoy en día. Es debido sobre todo a esto que el sistema educativo debería cambiar radicalmente y evolucionar, ya que los niños y niñas de hoy en día se encuentran inmersos en la era informática característica de nuestro tiempo.